¿La bomba “H” amenaza a la humanidad?

Al igual que la bomba atómica, también es un arma nuclear. La diferencia es que su fuerza explosiva es miles de veces superior

El mundo quedó casi paralizado la primera semana de enero pasado, cuando el líder de Corea del Norte, Kim Jong un, aseguró haber realizado exitosamente el ensayo de la bomba de hidrógeno. No está demás manifestar que la población de ese pequeño país entró en pánico, generando además la unánime condena de la comunidad internacional. No obstante, un importante número de expertos se ha mostrado escéptico respecto a la posibilidad de que tal amenaza se hiciera realidad.

A partir de esta situación, nos convoca el interés por investigar y dar a conocer qué es en realidad la bomba de hidrógeno y por qué preocupa tanto a la humanidad.

Al realizar una comparación entre la bomba H y la bomba atómica, en primer lugar se puede determinar que tienen algo en común: ambas son armas nucleares, aunque la manera en que liberan su inmensa cantidad de energía es diferente. Y a partir de ahí son bastante considerables las diferencias en cuanto al poder que desatan al momento de ser detonadas.

Fisión nuclear

Más allá de la gran potencia destructiva y letal de ambas, la gran diferencia es que la bomba atómica usa lo que se llama fisión nuclear, que parte un átomo en dos más pequeños para crear su energía. La bomba de hidrógeno o termonuclear usa la fusión, es decir, combina dos o más átomos en uno más grande.

De igual manera, la bomba de hidrógeno tiene en su interior un arma de fisión que se usa para desencadenar la energía liberada por la fusión. Las armas de fusión solamente pueden ser detonadas con una enorme cantidad de energía que sólo puede desatar una bomba atómica. En otras palabras, una bomba atómica debe ser detonada para desencadenar la reacción de fusión nuclear que alimenta a la bomba H.

Debido a la forma en que están hechas, las bombas H son mucho más poderosas que sus cuasi similares atómicas. La fuerza explosiva es entre cien y mil veces mayor. De ahí la preocupación, tras el ensayo difundido por el líder norcoreano.

Escepticismo

Una vez realizado el ensayo de la bomba H, varios expertos en el mundo se han mostrado escépticos, sencillamente porque detonar una bomba semejante bajo tierra causaría un gigantesco terremoto, cuyos daños personales y materiales serían cuantiosos. No obstante, tras el ensayo de marras se produjo un sismo de poca magnitud, similar a cuando las tropas de los Estados Unidos lanzaron la bomba atómica en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, que marcó el fin de la segunda guerra mundial.

Dato importante

La primera bomba de este tipo fue detonada en Eniwetok (atolón de las Islas Marshall) el 1° de noviembre de 1952, durante la prueba Ivy Mike, con marcados efectos en el ecosistema de la región. La temperatura alcanzada en el lugar de la explosión fue de más de 15 millones de grados, tan caliente como el núcleo del Sol, por unas fracciones de segundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *