Yoga en los aeropuertos

En distintos terminales aéreos del mundo se desarrolla la práctica del yoga, convirtiéndose en la solución perfecta para acabar con la tensión antes de un vuelo. Esta práctica es denominada por los viajeros como “floga”, acrónimo de fly(volar) y yoga. Consiste en aprovechar los minutos previos al embarque mediante estiramiento y posturas de yoga. El “floga” se practica en el aeropuerto O’Hare de Chigago, con un terminal con piso de bambú y videos explicativos, el Fort Worth de Dallas que ya cuenta con todo un estudio de yoga perfectamente equipado y el de San Francisco con dos salas. El primer aeropuerto del mundo en implementar salas de yoga abiertas a todos los pasajeros fue el de Helsinki.

Por el contrario, en el Heatrow en Londres solo está disponible para los viajeros de la sala VIP y en el de Gatwick la sala tiene una instructora prefesional: la conocida yogui-instagramer Shona Vertue, que cuenta con más de 26.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *