La comuna limeña y su aporte a la cultura

Mediante el proyecto “Bus de la Lectura”, del programa municipal Lima Lee

Desde hace varias semanas El Metropolitano dejó de ser sólo una interesante alternativa para los usuarios en cuanto a rapidez  y seguridad en sus viajes. La MML le ha sumado el aporte cultural, a través del préstamo de libros y revistas de diversas tendencias, con lo cual el pasajero realmente aprovecha su viaje.

Alex Alejandro Vargas, jefe del programa Lima Lee, de la Gerencia de Educación y Deporte de la MML, explica los detalles de esta loable iniciativa. “Este proyecto busca contagiar el amor por la lectura entre los usuarios de El Metropolitano. El año pasado la Universidad Católica realizó un estudio y comprobó que el peruano no lee por la falta de tiempo; y que los vecinos de Lima pasamos muchas horas en los medios de transporte. Este diagnóstico nos llevó a  convertir en focos culturales los espacios de alto tránsito en la ciudad. Se trata de  aprovechar el tiempo muerto con la práctica de la lectura”, manifiesta el funcionario, precisando que el “Bus de la Lectura se inauguró el 17 de diciembre del 2015.

Antecedentes

Alex Alejandro señala que entre los años  2009 y 2010 el municipio capitalino colocó un sistema de préstamo gratuito de revistas en algunas unidades de transporte urbano en rutas largas. Dice que la experiencia ha servido de piloto y en esta gestión el alcalde Castañeda decide formalizarlo y lanzar el “Bus de la Lectura”, que cuenta con libreros  instalados en las estaciones Naranjal, Central y Matellini, y otros dispensadores de libros en las estaciones intermedias.

Proceso

“En los módulos hay revistas y libros, un promotor le entrega al usuario un ejemplar, quien se desplaza hasta su destino y al bajar del bus lo deja en el dispensador de la estación. Estamos trabajando en la formación cívica de los ciudadanos, aunque los márgenes de pérdida son mínimos. Nos congratula que las personas estén cuidando libros”, refiere el funcionario.

Y añade: “Hay revistas y diarios de circulación nacional que mensualmente entregan al sistema una cantidad de publicaciones, no sólo revistas periodísticas y culturales, sino información especializada que los ministerios entregan. Igualmente, articulamos un trabajo con los centros culturales, que encuentran en el bus el medio perfecto para distribuir sus agendas”.

Cabe indicar que la municipalidad de Ancón también está prestando libros a quienes van a las playas. “Todo lo que está a favor de la lectura es bienvenido. Hemos coordinado con diferentes municipios también para fomentar la lectura en sus distritos, a través de la implementación de bibliotecas comunales”, concluye Alex Alejandro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *