“NO ME AVERGÜENZO, VOLVERÍA A RECOGER BOTELLAS”

Nora Tantaleán, una de las más importantes distribuidoras de cerveza en el cono norte

Cuando Nora Tantaleán Grandez jugueteaba con sus amiguitos por las estrechas calles del lejano distrito de Huambo, en la provincia de Rodríguez de Mendoza (región Amazonas), no imaginaba que años después el destino habría de plantearle un reto por demás interesante. Quizás el más importante de su vida. Algo que no todas las personas son capaces de afrontar. Conquistar la capital fue su sueño de adolescente, que logró a los 25 años, se casó y hoy tiene seis hijos. Aunque no pudo convertirse en enfermera.

A sus 47 años de edad, Nora nos muestra sin mucho aspaviento de qué está hecha. El equipo de VIAJERO la esperaba en la puerta de su casa-depósito en El Retablo, Comas. Llegó a bordo de su camión, la herramienta de trabajo con la cual distribuye bebidas gaseosas y cerveza a partir del norte de la capital hacia diferentes zonas de la gran ciudad, la que antes le parecía inalcanzable y que hoy es testigo de su espíritu emprendedor.

Sin querer

“Entré a este negocio sin querer. Hace ocho años estaba desempleada y asistía a un club de mi pueblo y una vez no hubo quien recoja botellas en un evento y lo hice. Luego vendí cervezas en el quisco, pero yo quería ir más lejos. Una amiga me presentó al supervisor de la zona, quien me inscribió y a  partir de ahí me convertí en mayorista. El trabajo es muy duro, debo estar en pie desde muy temprano y amanecerme los fines de semana. Gracias a ese esfuerzo he sacado adelante a mi familia. Tengo un pequeño camión con el que se me facilitan las cosas, aunque creo que es momento de adquirir una nueva unidad”, refiere la propietaria de “Eventos Nora”.

“Tengo seis hermosos hijos, cuatro de ellos profesionales. Uno es administrador (me apoya en el negocio), otro lingüista, otra es bibliotecaria y otro historiador. Para ellos soy padre y madre y no dudé en batirme con la vida por ellos luego de mi separación conyugal. Además está el apoyo de mi  papá Teodoro, que es una bendición tenerlo a mi lado”, señala Nora.

Clave

“Considero que la clave para alcanzar el éxito en la vida es ser perseverante, no mirar atrás, solamente hacia adelante, a pesar de los obstáculos. Por ejemplo, me asaltaron dos veces y algunos clientes deshonestos me pidieron crédito y no cumplieron. Una va conociendo a la gente también”, reflexiona.

Rol de la mujer

“Ya no es como antes, la mujer no sólo sirve para lavar y cocinar. Una sola puede salir adelante como empresaria,  como una mujer de empuje. Si es que en algún momento tuviera que volver a recoger botellas, no me avergüenzo, yo lo haría para salir adelante”, asegura con orgullo Nora Tantaleán, para dejar el siguiente mensaje a las mujeres: “Sigan adelante, nada es imposible en la vida, modestamente lo estoy demostrando al  educar a mis hijos, es mentira que no haya trabajo, hay que ser más madre que mujer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *