La Pachamanca de Mi Tierra

Distrito Huanuqueño le rinde homenaje al plato típico del Ande peruano

Se chupa todos los dedos de la mano derecha, quizá intentando rescatar toda la exquisitez y así terminar de saborear los ingredientes de la suculenta Pachamanca. Melissa Gutiérrez es una guapa limeña que hizo un alto en el distrito de Pillco Marca, a sólo diez minutos de la Ciudad de Huánuco, para probar recién sacado de la tierra, ese plato cocido con el calor de las piedras precalentadas y del que tanto le habían hablado. “Es distinto a los que probé en Lima y otras regiones del país, tiene un sabor especial” comenta Melissa mientras termina la última porción de camote dulce.

Esta limeña de 24 años y estudiante de Agronomía decidió parar en Pillco Marca enterada del XIV Festival de la Pachamanca con papa nativa y de la caña de azúcar que se realiza con auspicioso éxito del 16 al 30 de agosto en ese distrito huanuqueño.

La presentación oficial del evento estuvo a cargo del Alcalde de Pillco Marca Alejandro Condezo Alvarado. “Este plato es inherente al antiguo valle de Pillco, hoy Huánuco, valles que se extendieron a lo largo de lo que hoy conocemos como el Distrito de Pillco Marca” dijo durante la conferencia de prensa y a la que Melissa también fue invitada.

El plato que le sirvieron a Melissa lleva una buena porción de carne de cerdo aderezada con huacatay, ají molido, pimiento y otras especias originarias del Ande peruano. Lleva papa nativa, camote dulce, choclo y habas.

El término pachamanca proviene de las voces quechuas “pacha”, “tierra” y “manka”, “olla”, por lo que su significado sería “olla de tierra”, sin embargo, en la lengua Aymara el término “manca” o “manka” significa “comida” por lo que un significado alternativo también es “comida de la tierra”.

Melissa escucha con atención la procedencia milenaria de la pachamanca, ahora sabe que fueron los Vichamas Raymis los creadores de tan exquisito potaje y que fueron los españoles los que intentaron hacer cambios, pero se resistió a la transculturización que los conquistadores intentaron imponer.

Saborear la pachamanca en Pillco Marca es estar en contacto con la naturaleza y tan cerca de la historia y memoria colectiva de los pueblos.

No cabe duda que una forma de interpretar nuestra identidad local es mediante la revaloración de los elementos que caracterizaron al mundo andino y que hoy, es nuestra tarea defenderla e incentivarla, como una forma de preservar nuestra identidad regional, tan llena de matices únicos

El almuerzo para Melissa y su grupo de compañeros universitarios terminó en Pillco Marca, distrito de Huánuco a solo ocho horas de Lima en bus o 40 minutos en avión. La tierra del Pillco Mozo y de Kotosh, el sitio arqueológico que tiene sus puertas abiertas a todos los visitantes. Melisa aborda contenta la camioneta que la conducirá hasta Tingo María, la tierra de la Bella Durmiente y la Cueva de las Lechuzas, su próximo destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *