HEBER DÍAZ, EL ARTE EN LAS MANOS Y EN EL CORAZÓN

Es director del Teatro Intipacha y actor egresado de la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático. Heber Diaz Cueva ha dedicado su vida a los populares y mágicos personajes llamados títeres. Hoy su asociación cultural es un Punto de Cultura de nuestro país, nombrado por el propio gobierno peruano.

“Mi vida artística siempre ha estado relacionada con las actividades culturales que ha habido en el distrito de Comas, comenzando con los boy scouts de esa época el Comas 111, y luego a partir de ahí en los famosos talleres de barrio en los grupos populares que existen aquí en el distrito y conociendo un poco más sobre lo que es el arte y lo que es los zancos, los malabares; en el transcurrir del tiempo tuve la oportunidad de conocer a algunos amigos y me mostraron la ENSAD la escuela, para tomarlo de manera ya profesional mi vida y dentro de esa época, esa etapa, descubro el mundo de los títeres que hasta el día de hoy sigo llevándolo con mucho agrado, mucho orgullo de manera nacional e internacional”.

dsc_2312

¿Cuánto tiempo llevas en esta carrera?

Tengo aproximadamente 18 años dedicados netamente al arte, particularmente me ha gustado en estos años descubrir mucho el contexto de la sensibilización que es un acto que día a día lo hacemos a través de nuestras funciones o nuestras obras de teatro o de títeres en este caso y la sensibilización con el arte es algo muy importante.

¿Cómo así llegaste al mundo de los títeres?

Lo que me cautivo de los títeres mucho creo que era el tema de la construcción del pintado y aparte de eso podía canalizar mi clown, mi payaso que tenía a través del títere, siempre acá en el distrito de comas estamos rodeados de muñecos gigantes hemos estado rodeado siempre de elementos gigantes grandes siempre con colores, y el títere es prácticamente eso es un elemento con mucho color, mucho dinamismo y es un elemento que está más arraigado a las comunidades que al propio teatro, a la propia sala o a la propia caja negra como se conoce.

¿Tu reto más grande?

El reto más difícil creo que para muchos es ser perseverante, no dudar, llega un momento en que uno duda, llega un momento en que uno es débil y quiere cambiar de carrera o de oficio. Yo tuve mil oportunidades para desviarme pero estaba muy convencido en lo que quería hacer, en lo que quería hablar, en lo que quería difundir en mis obras y más aún es mi contribución a la sociedad como ciudadano.

Entonces tus obras tienen un objetivo claro.

 El objetivo principal es la sensibilización yo creo que todo actor todo artista está inmerso al cambio del sistema, al cambio de la sensibilización de las personas, seguir generando corazones blandos, pensamientos limpios también para muchos disminuir la violencia que está arraigado en la actualidad con delincuencia, con agresividad verbal y física

Tú tienes a cargo un grupo artístico, que es incluso un Punto de Cultura. Cuéntanos de él.

Yo soy director de este grupo que creé que se llama teatro Intipacha, inti (sol) pacha (tierra), lo fundamos en el año 2000 con un grupo de amigos, Juan Carlos Paredes y Jenifer Zuzunaga,  amigos que son hasta el día de hoy vienen trabajando cada uno en sus campos artísticos y pedagógicos y en mi labor quedo seguir adelante con el grupo, ahora los conceptos como palabra grupo, estoy tranquilo, porque tengo más de 80 personajes en mi haber así que somos todo una pandilla, una banda, un grupo de personajes que siempre estamos en el arte escénico.

dsc_2283

La vida en el arte no es fácil, no solo para el artista sino también, para la familia de este. ¿Qué crees que es lo más difícil?

Creo que la vida personal de un artista es siempre errante, es por la misma situación artística que uno tiene que viajar, tiene que cruzar montes, llegar a los nevados, está más pegado a la palabra a la conciencia de la persona escuchar a mujeres escuchar a hombres; en mi actualidad estoy tratando ahora de regresar otra vuelta a mis orígenes que es mi barrio que hasta el dia de hoy venimos trabajando en un proyecto que se llama Sheati Titere Internacional Perú.

Sé que la modestia es parte de la vida de un artista; pero, si tendrías que mencionar uno de tus más grandes logros, ¿cuál sería?

Uno de los retos que este año hemos logrado ha sido la creación del cuarto Sheati Titere Internacional, este evento se realiza anualmente, este año hemos tenido la visita de chile, cuba, España, amigos de Venezuela y grupos peruanos, este festival es autogestionario ha hecho que yo pueda ejercer comunicación con empresas, con instituciones educativas, con universidades en este caso la universidad de ciencias y humanidades y lo que hemos logrado es que la autogestión y la actividad privada se confabule con el arte y podamos sacar un resultado que este caso Sheati significa fiesta y como organización estamos muy contentos.

Sheati significa fiesta en lengua shipiba coniba, por eso se llama Sheati Titere Internacional que sería la fiesta títere internacional.

Y ahora, ¿qué se viene?. Estás viajando mucho.

Anualmente tengo agenda, semestralmente cierro agenda, y este año me toca viajar ahora a ecuador, Colombia y al interior del país ya confirmado me voy a Huancayo a hacer unas capacitaciones para maestras y luego retorno a mis actividades aquí en Lima.

¿De qué te sientes orgulloso?

El fruto o el éxito o algo que estoy muy orgulloso de mi labor es ser perseverante con el tema de los títeres con el tema de la educación y decirle a la ciudadanía que el arte está incluido en nosotros y eso se nota en las organizaciones en los eventos en las actividades que nosotros estamos promoviendo.

dsc_2290

 Adicional

Sheati Titere Internacional es proyecto como resultado del trabajo de teatro intipacha en la dedicación de formación de niños y de sus talleres artísticos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *