“Ciudad y Transporte”

Eran las 7:00 en punto de la noche y la librería El Virrey estaba abarrotada de personas con la intención de escuchar experiencias y compartir opiniones. El tema central: Ciudad y Transporte: ¿Un binomio posible?

Acompañado de un buen café, Omar Pereyra, profesor de sociología de la Pontificia Universidad Católica del Perú, inició su exposición directa y sencilla, explicando la existencia de la bicicleta y ciclovías como una solución tangible que aún en muchos distritos es una utopía. La conclusión principal es que el día que se vea al ciclista no solo como un deportista, sino como alguien que transita, que merece una vía digna y respeto en las calles, se podrá hablar de un verdadero desarrollo sostenible.

Si de ejemplos se trata, Etienne Lhomet fue quien mostró el cambio del que fue participe en Burdeos, una ciudad portuaria al sudoeste de Francia que en cuestión de pocos años se ha visto modificada en diseño para lograr algo que hasta ahora en muchas partes de Latinoamérica vemos muy lejano, pero es posible: pasar de ser una ciudad común con defectos en las calles, a una sede de ejemplo en movilidad sostenible en el mundo.

Si en Burdeos se encuentran vías justas para cada peatón, ciclista y conductor, en Lima podría encontrarse un equilibrio, si se trabaja principalmente en diseño de las calles; por eso, Natalia Majluf, Directora del Museo de Arte de Lima (MALI), contó cómo va el primer paso de una remodelación que promete ayudar a la integración de nuestros principales sistemas de transporte. Un concurso de diseño arquitectónico para la nueva construcción del MALI, se puso en marcha y esta fue la oportunidad para dar a conocer cómo se integrarían todas las vías con la nueva estación de la línea dos del Metro de Lima, en construcción.

Sin embargo, nada de esto funcionaría, si la visión de país y visión de ciudad, no estuviese  como punto de partida. Con ello como base, se puede comenzar a trabajar por un binomio sostenible que incluye a la ciudad como tal y al transporte como parte importante de desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *