CRECEN LAS LLAMADAS EXTORSIVAS

El cuento del familiar detenido es el más utilizado

Delincuentes estafaron a 1,900 personas en lo que va del año

A doña Teresa Gutiérrez (85), casi le da un infarto al escuchar por el teléfono que su nieto Joaquín de 19 años había sido intervenido por la policía con varios gramos de marihuana. La voz al otro lado del teléfono conocía los nombres y apellidos completos de ella, de su difunto esposo, de dos de sus hijos y por supuesto del nieto detenido.

– Buenas tardes doña Techi, tu nieto ha sido intervenido fumando marihuana con otros amigos de la Unidad Vecinal de Mirones y lo hemo traído a la comisaría porque en sus bolsillos le hemos encontrado varios sobres de marihuana y eso es micro comercialización de drogas y podría ir hasta 8 años a la cárcel, le dijo el supuesto policía que se identificó como el capitán Guevara de la comisaría de Mirones.
La anciana mujer empalideció al imaginar que su querido nieto, hijo de su último hijo Juan, terminaría confinado en un penal de Lima por culpa de su mala cabeza y del consumo de marihuana.

– El comisario me ha dicho que no quiere perjudicar al chico, porque se le ve que es de buena familia y me ha dicho que todo se puede conversar.
Quiere que le deposites mil soles en un número de cuenta que te voy a dar y listo. Le dijo el supuesto capitán Guevara.

Preocupada por la situación, “Techi”, como cariñosamente la llaman sus familiares, le contestó que tiene el dinero en casa pero que por estar sola y delicada no podía ir al banco. El falso capitán Guevara le dijo que enviaría un emisario a su casa para recoger el dinero en efectivo. Y así fue.
Una hora después, doña “Techi” logró comuni

carse con el padre de Joaquín para saber si había llegado a casa y este le dijo que su hijo jamás había salido de casa. Doña “techi”, se había convertido en una víctima más de los estafadores que utilizan las llamadas con el cuento del familiar detenido.
Según estadísticas de la Policía, de enero a agosto de este año, se han registrado 1,868 denuncias por estafa en las diferentes comisarías de Lima. La modalidad con la que estafaron con mil soles a doña “Techi” es la más utilizada, con 238 denuncias.
Los hampones llaman a sus víctimas después de haberlas identificado con nombres y apellidos, se ganan la confianza con conversaciones amenas y cada vez van consiguiendo mayor información del entorno familiar, como nombres completos, estado civil, profesión, edad, lugar de trabajo y hasta el color de auto y comidas preferidas.
Una fuente de la Policía indicó que los distritos en los que se registran más denuncias de este tipo son Miraflores, Los Olivos, Ate, Jesús María y Chorrillos.
Los delincuentes que realizan estas llamadas son generalmente internos de los penales.
La recomendación más importante es no brindar mayor información del entorno familiar y cortar con voz fuerte a los que llaman preguntando por un nombre distinto a la de los ocupantes de la casa.

Por: Tito Alvites Fretel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *