LO QUE PPK DEBE ACLARAR POR UNA BUENA “KAUSA”

La historia de sus vínculos con Odebrecht

El presidente Pedro Pablo Kuczynski ha contestado por todos los medios que no irá a la comisión “Lava Jato” del Congreso de la República que preside la fujimorista Rosa Bartra. Más bien ha dicho que todas las preguntas las contestará por escrito porque está amparado en la Constitución y ninguna institución pública o privada puede obligarlo a hacer lo que la Constitución no manda.
Los presuntos vínculos del presidente Pedro Pablo Kuczynski con Odebrecht datan de los años 2005 y 2006 cuando se desempeñaba como ministro de Estado en el entonces gobierno del presidente Alejandro Toledo Manrique, hoy prófugo de la justicia y con un pedido de extradición pendiente para traerlo de los Estados Unidos al Perú.
Esos vínculos tienen que ver con su socio Gerardo Sepúlveda, un empresario chileno que compartió acciones con PPK en varias empresas ligadas a las asesorías de alto nivel y con millonarios contratos en varios países.
Remontémonos a la campaña presidencial de 2011 cuando PPK postuló a las elecciones presidenciales por Alianza por el Cambio de César Acuña. En abril de 2011, a solo días de las elecciones generales, varios artículos periodísticos dieron cuenta de la sociedad de PPK con Gerardo Sepúlveda en First Capital Partners, la compañía que brindó asesoría al consorcio Conrisa, encabezado por Odebrecht y la que recibió bonos por 100 millones de dólares para la construcción de la carretera Interoceánica Sur cuando en agosto de 2005 PPk era presidente del Consejo de Ministros y encabezaba el directorio de PROINVERSIÓN, la institución del Estado que adjudicó los tramos2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur.
Hoy se sabe que Conrisa está investigada por el Ministerio Público por presuntos sobornos a funcionarios peruanos por US$20 millones, entre ellos el ex presidente Alejandro Toledo.
También se sabe que el consorcio integrado por Odebrecht y Graña y Montero, ganadora de la licitación, estaba impedido, de contratar con el Estado porque mantenía juicios pendientes, según lo hizo conocer en ese momento la Contraloría General, sin embargo, y a pesar de ese impedimento, los funcionarios de Proinversión con PPk a la cabeza resolvieron esta ‘traba’ en menos de 4 horas y otorgaron la buena pro del proyecto vial, valorizado en 800 millones de dólares a la empresa brasileña.
Investigaciones del diario La República y Caretas señalan que PPK al momento de firmar la entrega de la buena Pro a Conrisa, el 4 de agosto de 2005, era socio de Firts Capital Partners, la empresa que asesoraba precisamente a Conrisa.
Hay más de una pregunta que el presidente Pedro Pablo Kuczynski debe aclarar.

Por: Tito Alvites Fretel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *