Los Olivos, tierra pujante

Por: Nicolás Sampén Graos.

En este momento la jurisdicción de Los Olivos, que se encuentra en plena celebración de sus 29 años de existencia, es uno de los distritos más jóvenes, modernos y emergentes de la capital, cuyo potencial descansa en sus 350 mil habitantes, repartidos en una superficie de 18.25 km2. Se trata de un lugar altamente favorecido, cuyos terrenos, que anteriormente formaban parte de numerosas y productivas haciendas, están convenientemente afirmados y sus áreas verdes, con amplios espacios para el solaz y esparcimiento, representan un inquebrantable pulmón para la convivencia saludable entre los vecinos.

Los Olivos es un distrito altamente comercial por excelencia, donde no sólo prevalecen los grandes centros comerciales y sus tiendas por departamento, ubicados en las arterias principales. También las personas humildes tienen la oportunidad de ofrecer sus productos en los diferentes centros de abasto y ferias que se organizan regularmente en diferentes parques y plazas del distrito.

Pero es cierto que, en estas casi tres décadas, este lugar no alcanza aún la consolidación, pues existen problemas que deben ser resueltos con mucha inteligencia y capacidad de gestión por las autoridades, convocando la participación de los vecinos y tomando medidas lúcidas. Lamentablemente, muchas veces la buena voluntad no va de la mano con la capacidad. Ello explicaría por qué no se logra acabar con las dificultades en el sector transporte urbano de pasajeros y en la reglamentación de los vehículos menores. El tema del comercio ambulatorio y la titulación también parecen estar en fila esperando su solución.

El tema de la inseguridad merece un párrafo aparte, pues Los Olivos encabeza el ranking de distritos inseguros en la capital. El asunto es el de mayor preocupación entre los vecinos, quienes exigen que las autoridades no sólo coloquen cámaras de seguridad, sino que se realicen patrullajes constantes y en toda la jurisdicción. Es decir, un plan de seguridad a plenitud, que abra las puertas del Serenzgo integrado, que involucre a todos los distritos de Lima Norte.

Una rica historia
A mediados del siglo XVI, al fracasar el sistema de encomiendas, el Cabildo limeño concedió tierras a Nicolás de Ribera en el Valle de Chillón y a Francisco de Ampuero en Chuquitanta. Para el siglo XVII, cerca de estas propiedades se habían desarrollado las haciendas de El Naranjal, Pro, Infantas y Aznapuquio. La más importante de las haciendas, El Naranjal, dedicada a la producción de caña de azúcar, fue adquirida en 1732 por Juan Melchor del Molino. Fue propiedad de los marqueses de Casa Dávila y sus descendientes hasta mediados del siglo XIX cuando fue adquirida por el suizo Francisco Talleri Soldini y el italiano Guillermo Rainieri.

La creación
Los primeros esfuerzos por crear un nuevo distrito datan de 1970, cuando un grupo de vecinos de El Trébol y Sol de Oro, se unieron para formar el Comité Gestor “Rosa de América”. La unión de otras urbanizaciones como Mercurio, Villa Los Ángeles, Panamericana Norte, Parque Naranjal, Micaela Bastidas, Santa Luisa – 2.ª Etapa, Pro, Las Palmeras, Villa del Norte, Villa Sol y Covida, permitió realizar las diligencias ante las autoridades respectivas. Es así que el 4 de abril de 1989 el Congreso aprueba la Ley N° 25017 que crea el distrito de Los Olivos. El principal motivo fue la separación del distrito de San Martín de Porres, a raíz del abandono municipal a dichas urbanizaciones residenciales.

Límites Los Olivos limita al norte con el distrito de Puente Piedra, al este con los distritos de Comas e Independencia y al sur y oeste con el distrito de San Martín de Porres. En el distrito se encuentran urbanizaciones como Mariscal Gamarra, Covida, Sol de Oro, Mercurio, Las Palmeras, El Trébol, Pro, Villa Sol, Panamericana Norte, Micaela Bastidas, Villa del Norte, Parque Naranjal, Villa Los Ángeles, Los Pinares, Angélica Gamarra, Prolima, San Elías, Good Year y Palmas Reales. También existen asentamientos humanos formados después de la creación distrital, tales como Enrique Milla Ochoa, Laura Caller, Armando Villanueva, Los Olivos de Pro. Los AA.HH. más antiguos son Fortín Caycho, 6 de noviembre, Mercurio Alto y Revolucionarios de José Carlos Mariátegui.

Emprendedores
La mayoría de los jefes del hogar del distrito son inmigrantes, proviniendo predominantemente del norte del país, es decir, regiones como Ancash, Cajamarca, La Libertad, Piura y Lambayeque. Muchos de los inmigrantes proceden de las pequeñas burguesías o clases medias provincianas. Los inmigrantes reproducen la cultura de su región, mediante diferentes manifestaciones (religiosidad, costumbres, comidas, música, fiestas, bailes). Aunque también existe otro grupo de inmigrantes que se han aculturado o “limeñizado”, asimilándose plenamente a los valores de la cultura urbana.

Educación En Los Olivos se ubica la Universidad Católica Sedes Sapienciae (UCSS), la Universidad César Vallejo (UCV), la Universidad de Ciencias y Humanidades (UCH), la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), la Universidad Privada del Norte (UPN) y una sucursal de la Universidad Privada Telesup. Además de institutos de educación superior e instituciones educativas de nivel escolar, públicas como privadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *