Circuito Mágico del Agua, un lugar inigualable

Por: Mariana Oviedo Rangel

Mariana es una jóven periodista que tras decidir abandonar su tierra natal obligada por la convulsión política, llegó a Lima para empezar de cero y mientras cumple sus funciones como periodista en una empresa privada, se da tiempo para recorrer los atractivos turísticos que ofrece la ciudad y el Circuito Mágico del Agua es uno de ellos.

¡Lima es una ciudad hermosa! La hospitalidad de sus habitantes, su arquitectura contemporánea, sus sitios arqueológicos, con sus Iglesias y su centro histórico – Patrimonio Cultural de la Humanidad- hacen sucumbir, a propios y extraños, ante tanta cultura y modernidad. Además, es la única capital sudamericana con salida al mar, lo que la hace aún más atractiva. Sin embargo, desde hace más de 10 años la ciudad cuenta con el Circuito Mágico del Agua, ubicado en el Parque de la Reserva. Es uno de los proyectos municipales de gran envergadura, ícono de la ciudad.

En su recorrido encontrará 13 fuentes cibernéticas, apoyadas con la más alta tecnología donde la música, el agua, el sonido y luces láser se mezclan para presentar espectáculos únicos e increíbles. En cada proyección, se aprecia el sentido nacionalista.

Para Mariana, observar la cultura peruana flotar en el aire con chispas de agua multicolores no solo fue una experiencia única; también cuestionó como en su natal tierra, rica con uno de los recursos de agua más grandes de mundo, sistema como el del Circuito del Agua, que posee el Récord Mundial Guinness por ser el complejo de fuentes más grande del mundo en un parque público, aún no esté a su alcance.

Mariana quedó maravillada, impactada con la magia del circuito de agua más grande del Perú. Después de esta encantadora experiencia turística que se lo recomienda a todos sus paisanos venezolanos que hoy residen en la Ciudad de los Reyes que los amparó.

 

Para saber:

El Parque de la Reserva fue inaugurado en 1929, en homenaje a los reservistas que lucharon en defensa de la ciudad durante la Guerra del Pacífico (1881). Tiene condición de parque histórico, Ambiente Urbano Monumental y Patrimonio Histórico de la Nación. Su diseño, inspirado en sus símiles europeos, dota a la ciudad de Lima una extensa área verde con arquitectura de estilos Art-Deco e Indigenista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *